febrer 26 2019 0Comment

Encierren a X!!. La patologia dual surt als mitjans…

Una madre suplica que su hijo de 43 años con trastorno de personalidad límite y problemas de alcoholismo sea internado en un centro especializado: “Tengo miedo”

El País, 26 febrer 2019

…”Son frecuentes las visitas de la policía, a quien ella acude cuando no puede controlar más la situación. Los agentes le han recomendado que presente una denuncia por violencia doméstica pero lo último que ella quiere es que su hijo acabe en prisión. X tiene condenas en firme por acoso e intimidación que atestiguan su comportamiento errático. Una condena más daría con él en la cárcel.

La única solución, a ojos de Guadalupe, es que alguna institución se haga cargo de él, incluso en contra de su voluntad. Los informes de su psiquiatra, sin embargo, lo desaconsejan. “Está bien comprobado la inutilidad de los tratamientos forzosos o involuntarios en esta patología”, se lee en un diagnóstico fechado en junio de 2018, el más reciente.

X fue incapacitado en septiembre de 2010. Desde ese año está tutelado por la Agencia Madrileña para la Tutela de Adultos de la Comunidad de Madrid. “Padece un trastorno límite de personalidad con rasgos histriónicos, narcisistas y asociales que cursa con carácter crónico, persistente e irreversible causando su incapacidad para el autogobierno y la administración de sus bienes (…). Son frecuentes las amenazas, gestos o conductas suicidas, ira, que pueden servir para manipular a los demás”, se explica en la sentencia que confirmó el tutelaje…”

“NO HAY NINGÚN FÁRMACO QUE CAMBIE LA PERSONALIDAD”

“Es una forma de estar en el mundo con desventajas”, dice Carlos Arango, jefe del servicio de psiquiatría de niños y adolescentes del hospital Gregorio Marañón sobre el trastorno límite de personalidad. Arango señala que el internamiento en contra de la voluntad de alguien, como lo que solicita Guadalupe en el caso de X, solo debe hacerse en caso de extrema gravedad. “Cuando todo ha fracasado se recurre a lo que es el mal menor, que es el ingreso. Ocurre esto porque no hay ningún fármaco que cambie la personalidad”, agrega Arango.

El psiquiatra considera esencial la detección precoz de estos casos, cuando la personalidad todavía se está moldeando, por lo que ha impulsado el programa Atrapa, enfocado en adolescentes con problemas de conducta.

Tot l’article aquí:

https://elpais.com/ccaa/2019/02/25/madrid/1551124145_852113.html

afatrac