setembre 11 2019 0Comment

La intervención familiar, efectiva para prevenir las recaídas tras un primer episodio psicótico

Un estudio demuestra que, además de la medicación farmacológica, también es necesaria la intervención familiar para prevenir las recaídas y gravedad en pacientes que hayan sufrido un primer episodio psicótico, reduciendo estas recaídas en un porcentaje significativo.

Los resultados evidencian que los pacientes que han tenido un primer episodio psicótico, cuyos familiares reciben un entrenamiento en psicoeducación (sobre el curso de la enfermedad, estrategias para afrontar el estrés y manejar las crisis psicóticas, mejorar la atmósfera y la comunicación familiar y entrenamiento en detección de señales de recaída), junto con su medicación farmacológica, reducen en un 58% las probabilidades de un segundo episodio psicótico. También disminuyen los días de hospitalización debido a las recaídas y los síntomas psicóticos, y mejora su funcionalidad al cabo de dos años respecto a los que solo reciben medicación farmacológica.

Los autores han detectado que normalmente los primeros episodios psicóticos ocurren durante la adolescencia y la juventud, momento en el cual la mayoría de afectados aún conviven con sus padres y familiares de primer grado. Por tanto, la complicidad, el apoyo y un entrenamiento psicoterapéutico de los familiares cercanos podrían ayudar a prevenir las recaídas de las psicosis y favorecer el afrontamiento de la enfermedad.

[Schizophr Bull 2019; May 3. [Epub ahead of print]]

Camacho-Gómez M, Castellví P

afatrac