desembre 28 2020 0Comment

Vivir y morir en la calle

Cadena SER, 31 octubre 2020

Lourdes Lancho, Barcelona.

“Vivir y morir en la calle: no todo es lo que pensamos

La Fundació Arrels, que atiende a personas sin hogar en Barcelona, organiza cada año un homenaje público para recordar a quienes murieron en la calle. El prejuicio nos puede hacer creer que esos hombres y mujeres no tienen familia. Pero no es así.

En la plaza junto a la Parroquia de Santa Anna de Barcelona, 70 pares de zapatos recuerdan esos 70 nombres de los que se fueron. A veces junto a los nombres, una frase o un recuerdo del carácter de la persona. Un epitafio para quien no tenía casa, y quizás no tenga tumba. Ante uno de esos pares de zapatos, una mujer se arrodilla y llora desconsolada. Es Montserrat Boix, madre de Ignasi Sala, que ha muerto este año a los 31 años. Vivía en la calle, pero murió en casa y es por eso que Montserrat no esperaba ver su nombre en la plaza. Se emociona al recordar cómo en el funeral de Ignasi, muchos de sus compañeros, que compartían bancos y portales con él, lloraron porque era un “chico muy cariñoso que lo daba todo, aunque él se fuese a la mierda”. Montserrat está indignada porque su hijo padecía un trastorno mental y adicción a las drogas. No quería ser tratado y cuando conseguían ingresarlo para rehabilitación, pedía el alta y al ser mayor de edad se la daban.

Ella denuncia la impotencia de las familias en estos casos, que ven cómo la administración es demasiado garantista con personas que no están bien y que a menudo acaban en la calle como su hijo. Hay de todas las edades, su hijo estaba en esta situación desde la adolescencia. Pese a tener familia y medios necesarios, Ignasi vivió años en la calle por no tener un diagnóstico claro de su trastorno y por su adicción.”

Tot l’article AQUÍ .

Podeu escoltar l’àudio de les declaracions de la Muntsa a partir del minut 21’30” :

Moltes gràcies una vegada més a totes les famílies que amb la vostra visibilitat i generositat doneu veu a la problemàtica de les filles, fills i familiars d’AFATRAC amb Trastorn de Conducta d’Elevada Complexitat.

 

 

 

afatrac